Medios

La inmigración más temprana de la comunidad de Taiwan a Ciudad del Este puede llegar a contar desde el año 1.980. Esta ciudad que está ubicada en la frontera vecina a Brasil y Argentina, un puesto estratégico comercial, y eso hace ejercer a estos inmigrantes como profesión principal, el comercio internacional.

Los paisanos taiwaneses no solamente prosperaron en el área del comercio; también son destacados y reconocidos por todos en el trabajo del ámbito de la retribución a la sociedad local. El ejemplo de la Buddha Light International, Fundación para la Salud Los Ángeles Paraguay-China, se estableció en el año 1.990, se registró en el Ministerio del Interior en el año 2.001. Desde su comienzo, se dedicó con todos sus esfuerzos en la solidaridad y caridad para retribuir a la sociedad paraguaya, como instalar bases de vaca mecánica, comedores solidarios, entrega de sillas de ruedas y ataúdes, consultas médicas gratuitas, entre otros.

Personalmente, es un honor para mí ser el Cónsul General de la República de China (Taiwán) y, aún más, ser el representante del Gobierno taiwanés en este acto tan significativo en donde se muestra claramente que la unión hace la fuerza; juntando la fuerzas de la Universidad Nacional del Este y la Fundación Los Ángeles, es posible lograr el bienestar social.

Y quiero aprovechar esta oportunidad, para agradecer profundamente al Rector de la UNE, Ing. Gerónimo Laviosa, y a todos los decanos. Así también, al Presidente de la Fundación Los Ángeles y todos los directores; por su valiosa cooperación en fomentar la amistad entre los pueblos de Paraguay y Taiwan, a través de su trabajo social y el respeto a la vida, como así también, por su ardua labor que ha contribuido a promover la colaboración solidaria de nuestros compatriotas en Paraguay.

En fin, quiero aprovechar la oportunidad para poner a conocimiento de ustedes que en breve tendré que regresar a Taiwan, debido a que mi gobierno me ha encomendado una nueva misión en mi país, dando por terminada la que cumplo en esta nación. Esto crea en mí una gran nostalgia, pues, tener que despedirme de grandes amigos como Ustedes, no es fácil.

Así mismo, me valgo de esta oportunidad para hacer llegar mi sincero agradecimiento a Ustedes y al pueblo paraguayo, que tan amistosamente me han acogido, como a un hermano más, durante mi estadía en el Paraguay.

Hoy, al término de mi misión, no podría dejar de expresarles lo agradable que ha sido mi estadía en esta patria tan amorosa, y retribuir el cariño recibido; así como también, resaltar que este recuerdo lo llevaré hasta los últimos días de mi vida.

Pláceme además, entregarles mi manifestación de gratitud eterna por la constante demostración de amistad hacia mi persona y a la comunidad a la que represento.

Me despido reiterándoles la seguridad de mi más distinguida consideración y estima personal. Mi reverencia y mi sincera gratitud. ¡Qué bueno es tener como amigos a todos Ustedes!

Para guay es un aliado muy importante para Taiwan. El día 12 de julio próximo, se cumplen 60 años de relaciones diplomáticas entre Taiwan y Paraguay. ¡Éxito y prosperidad a Paraguay y Taiwan; que la amistad de ambas naciones dure para siempre!

Muchos saludos a mis queridos hermanos paraguayos y compatriotas en Paraguay…Adiós, muchísimas gracias.

ROHAYHU PARAGUAY.